cine>

Raúl Jiménez estrena ‘Muchachos’, una tragicomedia en clave social

Manuel Guerra, Raúl Jiménez, María José Castañeda e Iván Prieto presentaron ayer la película. | DA

Manuel Guerra, Raúl Jiménez, María José Castañeda e Iván Prieto presentaron ayer la película. | DA

SANTIAGO TOSTE | Santa Cruz de Tenerife

Hablar de la crisis -y sobre todo, de los dramas cotidianos que envuelve esta palabra- pero sin renunciar al optimismo ni al sentido del humor. Esto es, poco más o menos, lo que ha querido contar Raúl Jiménez en su ópera prima, Muchachos, el largometraje, una tragicomedia en clave social, que se estrena el viernes en el Aguere Espacio Cultural de La Laguna (20.30 y 22.30 horas) y en TEA Tenerife Espacio de las Artes (19.00 y 21.30 horas), en la capital tinerfeña, donde además se podrá ver hasta el domingo.

El director acudió ayer al antiguo Convento de Santo Domingo, en Aguere, para participar en un encuentro que sirvió para exponer algunos detalles de esta cinta que el pasado noviembre estuvo en el Festival Iberoamericano de Cine de Huelva.

Además de Jiménez, en la cita estuvieron la concejal de Cultura del Ayuntamiento de La Laguna, María José Castañeda, y los actores Manuel Guerra e Iván Prieto, así como otros miembros del equipo. Precisamente, el Consistorio de la Ciudad de los Adelantados y el Cabildo, a través de Sinpromi, han brindado su apoyo a la realización de una película que, en palabras de su director, ha sido sobre todo posible gracias al “gesto amable y cercano” de un centenar de personas, entre actores y técnicos. Y aquí Raúl Jiménez mencionó, por ejemplo, a Guacimara Rodríguez Alonso (producción), Fátima Lutzardo (ayudante de dirección), David Cánovas (montaje) o Carlos Doval (iluminación y segundo operador), o la música de Pablo Cebrián y de Tangatos.

Rodada en La Laguna, El Rosario y Tegueste entre 2011, 2012 y 2013, Muchachos combina intérpretes con experiencia, como Antonio Cifo o Miguel Ángel Batista, con otros que debutan ante las cámaras, como el propio Iván Prieto. “No ha sido un rodaje al uso -explicó Guerra-, sino que en buena medida ha estado condicionado por la disponibilidad de los actores”. “El cine social está ahí como referente, pero al escribir el guión simplemente he querido plasmar aquello que me interesaba, un conjunto de tramas donde los muchachos del título forman parte de una, pero no son la única”, apostilló.