CINE >

Bárbara Lennie: “Lo mejor de mí está por llegar”

La actriz Bárbara Lennie, ayer, en el Espacio Cultural de la Fundación CajaCanarias. / ANDRÉS GUTIÉRREZ

La actriz Bárbara Lennie, ayer, en el Espacio Cultural de la Fundación CajaCanarias. / ANDRÉS GUTIÉRREZ

J. F. J. | Santa Cruz de Tenerife

La actriz Bárbara Lennie (Madrid, 1984) estuvo ayer en la sede de la Fundación CajaCanarias de Santa Cruz para participar en una charla con los espectadores asistentes a la proyección previa de su último proyecto en la gran pantalla, la película Magical Girl. Un trabajo con el que ha acaparado múltiples premios, entre ellos el Goya a la mejor actriz protagonista, y que además le ha abierto las puertas a nuevos e “ilusionantes retos”, como su próxima aparición en una comedia.

“Tenía muchas ganas de hacer una comedia y por fin ha llegado la oportunidad”, señaló Lennie momentos antes de la proyección de la película de Carlos Vermut, durante un encuentro con los medios locales. Será de la mano de la directora catalana Nely Reguera y el filme se titulará María y los demás. “El guión me encanta”. La joven actriz también tiene previsto estrenar el próximo verano la obra teatral La clausura del amor, junto al director francés Pascal Dambert: “Se trata de un texto muy poderoso y con una puesta en escena muy particular”.

Reconoce que su participación en Magical Girl y en El niño, papel por el que también fue nominada al Goya a mejor actriz de reparto, han supuesto “un salto a otra cosa que no conocía”. Es decir, más oportunidades -“me llegan proyectos en los que antes era más difícil entrar”- y mucha popularidad: “Es palpable en la calle. La gente te para más, te mira más”. Lennie considera que una de las claves de su éxito ha estado en “trabajar en papeles que me gustan y con directores que también”. “Encima ha coincidido con un año en el que, en líneas generales, las cosas han ido bien para el cine español. La gente ha ido a las salas y han salido muy buenas películas”, celebra. No descarta probar suerte en la escena internacional, aunque dice que tampoco es algo que le obsesione: “El mercado europeo es muy interesante. Y si tengo una ventaja como actriz es que puedo trabajar en todo el mundo. Pero no quiero dejarlo todo para irme a Los Ángeles. Tengo una vida en España que me gusta mucho”.

Bárbara Lennie prefiere tomárselo con calma, ya que está convencida de que lo mejor de ella ante la cámara “está por llegar”. “Solo tengo 30 años, estoy empezando”, recuerda.