La realidad oculta tras el Muro de Berlín, al descubierto

Fotograma correspondiente a la película Barbara, filme con el que arranca el ciclo. / DA

Fotograma correspondiente a la película Barbara, filme con el que arranca el ciclo. / DA

DIARIO DE AVISOS | Santa Cruz de Tenerife

Se cumplen 25 años de la caída del muro de Berlín. Para celebrar esta efeméride, la Fundación CajaCanarias dedica un ciclo de su Filmoteca al análisis de la relación que el séptimo arte ha mantenido con este importante acontecimiento de la historia contemporánea europea, al objeto de dilucidar cómo el cine ha plasmado la utopía, a la postre ilusoria, de la Alemania oriental, a través de un conjunto de cinco películas que muestran de manera contundente la realidad del autodenominado paraíso de los trabajadores.

El ciclo arrancará el próximo lunes a las 20.00 horas con la proyección de Barbara, del director alemán Christian Petzold. Estamos en el verano de 1978 en la Alemania Oriental. Barbara es una doctora que estuvo presa en Berlín Occidental. Cuando sale en libertad, la mandan al hospital de un pueblo de la RDA. Al principio, su estancia allí es una tortura, pues se ve sometida a constantes inspecciones, pero pronto acaba adaptándose gracias a la ayuda del jefe del hospital. Los casos más urgentes que se le presentan son el de una embarazada procedente de un campo de prisioneros y el de un chico que intentó suicidarse. Tanto esta cinta como el resto de las que componen el ciclo se proyectarán en versión original con subtítulos al castellano a las 20.00 horas. La cinta se proyectará también en el Espacio Cultural CajaCanarias de Santa Cruz de La Palma el jueves 23 de abril, a partir de las 20.00 horas.
El lunes 4 de mayo será el turno de El espía que surgió del frío, una de las mejores adaptaciones de la obra de John Le Carré a la gran pantalla, firmada por el realizador Martin Ritt.
El lunes 11 de mayo se proyectará La vida de los otros, auténtica referencia del mejor cine europeo reciente. La siguiente entrega, el lunes 18 de mayo, será Good Bye, Lenin. La entrada a los ciclos de cine tiene un precio de dos euros, que se destinan a la financiación de distintos proyectos sociales desarrollados en todo el ámbito de la provincia.