Alessandro Palumbo: “El cuento de ‘Hansel y Gretel’ es una perla de la ópera alemana”

El pianista y compositor Alessandro Palumbo, hace unos días en el Auditorio. / SERGIO MÉNDEZ

El pianista y compositor Alessandro Palumbo, hace unos días en el Auditorio. / SERGIO MÉNDEZ

J. F. J. | Santa Cruz de Tenerife

El célebre cuento de los hermanos Grimm, convertido en ópera por el compositor Engelbert Humperdinck a finales del siglo XIX, se presenta mañana, viernes, en el Auditorio de Tenerife. Una producción ideada para la ocasión por la directora escénica Stefanía Panighini y el músico Alessandro Palumbo, que repetirá función el domingo, día 12, con el propósito último de acercar al público infantil y familiar el género operístico.

Hansel y Gretel es una de las fábulas más populares del mundo anglosajón; una historia inocente y enternecedora que, a diferencia de la original, aquí se ambientará en la ciudad, “en un lugar como una favela, con unos niños que han crecido en el contexto de la pobreza actual”, describe Palumbo, joven pianista y compositor italiano que ya trabajó junto a la Orquesta Sinfónica de Tenerife en la ópera Don Quijote (2014).

“Esta es una historia que a todos nos han contado cuando éramos niños, con el añadido de que la música es preciosa. Entre todas las óperas alemanas, esta es una perla. Muy brillante. Se notan las influencias de Wagner y mucha tradición popular, a través de las interpretaciones de los niños; todo ello fusionado por la capacidad de los alemanes por el contrapunto. La recomiendo a todos”, asegura.

“Hemos fusionado el teatro y la ópera, con momentos puntuales de orquesta”, apunta el director musical, que destaca como aspecto más complejo de esta representación la exigencia que plantea su línea vocal. “A diferencia de la ópera italiana o francesa, la alemana parece que se preocupa menos de ella. Es como un instrumento más que se añade a la orquesta. Lo llaman el sinfonismo alemán y en ocasiones es muy complejo. No es como cantar una línea de Giacomo Puccini o Vincenzo Bellini, que todos se acuerdan. No obstante, está muy bien fusionada con el todo y el trabajo de contrapunto que ha hecho Humperdinck es tan bueno que el resultado final es magnífico”.

Para Palumbo, otro detalle a destacar es “la juventud de todo el equipo” implicado en esta producción, empezando por sus protagonistas sobre el escenario: Silvia Zorita (Hansel), Isabel Cañada Luna (Gretel), María José Torres (Gertrud, la madre), David Astorga (La bruja) y Judith Pezoa (El hombre de arena). “El público de Tenerife ya les conoce”.

“Para la orquesta también es una obra de máxima exigencia. Pero estoy seguro de que harán un gran trabajo. El objetivo es buscar el sonido de las orquestas alemanas, esa música redonda y grande”. A modo de novedad, precisa, “hemos hecho un cambio, ya que no se tocará con toda la orquesta. Hay una revisión para orgánico reducido y ahí radica el desafío: encontrar el color de la orquesta original con este desarrollo”.

El músico italiano está seguro de que la obra tendrá una buena acogida por parte del público local. “Este es un público instintivo, que reacciona a lo que se le ofrece muy fácilmente. Esta ópera funciona muy bien con el público joven y con el adulto. Y los precios son muy asequibles (10 y 3 euros)”.

La representación de mañana, viernes, será a las 11.00 horas, dirigida a escolares. Y la del domingo, a las 12.00 horas, para el público en general.