Noche de ‘flashes’ en el Cine Víctor

De izquierda a derecha, Marian Álvarez, Maribel Verdú y Gracia Querejeta, ayer, en el Víctor. / FRAN PALLERO

De izquierda a derecha, Marian Álvarez, Maribel Verdú y Gracia Querejeta, ayer, en el Víctor. / FRAN PALLERO

J. F. J. | Santa Cruz de Tenerife

Tenerife es el escenario en el que transcurre el último proyecto cinematográfico de la directora madrileña Gracia Querejeta: Felices 140, un drama con dosis de humor negro protagonizado por la actriz Maribel Verdú, dos veces ganadora del Goya. El filme, cuyas localizaciones se reparten entre los municipios de Fasnia, La Laguna, Güímar y Arico, tuvo una premiere el pasado jueves en Madrid y ayer celebró su primer pase con público en el Cine Víctor de Santa Cruz. Asistieron al acto tanto Querejeta como Verdú, así como otra de las actrices del reparto, Marian Álvarez, y el productor Gerardo Herrero. En el patio de butacas les esperaban varios centenares de espectadores, que aprovecharon la cercanía con la directora y las actrices para saludarles y sacarse fotos.

La película se estrena inicialmente en 115 salas de cine de todo el país, con distribución de Sony Pictures Releasing. Producida por Hernández y Fernández, Tornasol Films, Foresta Films, la Ignorancia de la Sangre AIE y la tinerfeña Plató del Atlántico; cuenta, además, con la participación de TVE, Canal+, ONO y Zona ZEC y la colaboración del Gobierno de Canarias. El presupuesto del rodaje fue de unos 2,5 millones de euros. Gerardo Herrero explicó que una de las razones de filmar en Tenerife fue las ventajas fiscales que se ofrecen en el Archipiélago para este tipo de proyectos.

Felices 140 es la tercera película en la que Gracia Querejeta y Maribel Verdú trabajan juntas. Antes lo hicieron en Siete mesas de billar francés (2007) y 15 años y un día (2013). El reparto lo completan Antonio de la Torre (La isla mínima, Caníbal), Eduard Fernández (El niño, Marsella), Nora Navas (Todos queremos lo mejor para ella, Pa Negre), Marian Álvarez (La Herida, Incautos), Alex O’Doguerty (Pancho, A puerta fría), Ginés García Millán (Amor en su punto, 23F, la película) y Paula Cancio (Toledo, El Secreto de Puente Viejo). El guión, escrito en 2011, lleva la firma de Querejeta y Antonio Mercero. Ambos ya colaboraron en anteriores films, como Quince años y un día.

El rodaje en la Isla se llevó a cabo durante el pasado verano. Las tareas se prolongaron seis semanas, tanto en exteriores, costa y monte, como en una casa rural de la zona Sur. Verdú interpreta a Elia, una veterinaria que, tras cumplir 40 años, decide invitar a sus amigos más cercanos y a su familia a pasar unos días en un lugar idílico, donde les comunica que ha sido agraciada con 140 millones de euros. Tras la celebración inicial se suceden las tensiones e intrigas para quedarse con el botín.

Gracia Querejeta Directora del filme

La directora madrileña empezó agradeciendo “todo lo que nos dio la Isla” durante las seis semanas de rodaje de Felices 140, para añadir: “Estaríamos encantados de volver a trabajar aquí”. El resultado, dijo, “me ha dejado muy contenta. Desde el primer momento tuve claro que sería una película muy especial. Hemos trabajado con mucha tranquilidad y eso es todo un lujo. Tiene todo lo bueno que tienen las películas recogidas. Ha sido una cinta intensa en el apartado de interpretación y guión”. Lo peor, confesó, “fue el viento”. “Sobre todo cuando rodamos en Fasnia, que se convirtió en un verdadero quebradero de cabeza. Aunque también le dio mayor naturalidad a las escenas”.

Maribel Verdú Actriz protagonista

La actriz y protagonista de la película se mostró especialmente encantada con la experiencia de rodar en Tenerife. “Por mí rodaría siempre en la Isla. Ha sido una experiencia maravillosa. Es algo que hemos venido diciendo en todos lados. Todo el mundo se ha portado de maravilla con nosotros, la gente, en los hoteles, en los restaurantes. He disfrutado como una enana. Sé que suena a tópico, pero es la verdad. Ha sido un rodaje feliz, disfrutando de día y de noche”. Maribel Verdú también se refirió al dilema central de la película: ¿Qué harías con 140 millones? “Repartiría entre mi gente y produciría mucho cine. Eso sí, no se madrugaría para rodar ni se trabajarían los sábados. Y si es posible, siempre se harían en Tenerife”.