ARQUITECTURA >

Repensando Roma desde Canarias

Alfredo Luaces, director de relaciones institucionales de Cajacanarias, y el arquitecto Juan Manuel Palerm, ayer, en rueda de prensa. / FRAN PALLERO

Alfredo Luaces, director de relaciones institucionales de Cajacanarias, y el arquitecto Juan Manuel Palerm, ayer, en rueda de prensa. / FRAN PALLERO

J. F. J. | Santa Cruz de Tenerife

Canarias jugará un papel estratégico en el futuro urbanístico de Roma, la denominada Ciudad Eterna. Un equipo de arquitectos de las islas, encabezado por el catedrático Juan Manuel Palerm (Tenerife, 1957), ha sido invitado a participar en el proceso de reflexión y diseño de lo que debe ser la expansión de la capital italiana proyectada por su ayuntamiento, a través del plan estratégico Roma 20-25: nuevos ciclos de vida para la metrópoli.

Junto a este grupo de profesionales canarios, canalizado a través de la Escuela de Arquitectura de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, también han sido incorporados a la ambiciosa tarea expertos de otras instituciones académicas de Italia y del resto del mundo (Londres, Pensilvania, Columbia, Nueva York, San Francisco, Versalles…).

Una iniciativa de envergadura y enorme complejidad, a la vez que “fascinante” y “de una dimensión extraordinaria; casi única”, apunta Palerm, cuyo resultado final podrá visualizarse en una gran exposición que tendrá lugar el próximo mes de octubre en Maxxi, el museo romano dedicado al arte contemporáneo y la arquitectura. La muestra tendrá, a continuación, un carácter itinerante, recorriendo otras grandes capitales del planeta. Los planes de la administración local de Roma pasan por ampliar la ciudad en unos 50×50 kilómetros cuadrados. Los trabajos de planificación se han dividido en 25 cuadrantes y al equipo de arquitectos canarios se le ha asignado la número 14, emplazamiento que corresponde a la vieja ciudad de Nomentum. Los principales pueblos de la zona -situada en el acceso norte de Roma, entre los ríos Tevere y Aniene- son Monterotondo, Mentone, Fuente Nueva y Santa Lucía.

Aunque “mirar a Roma desde un espacio atlántico-africano como el nuestro no es fácil”, señala Palerm, hay elementos, físicos y estadísticos, que permiten hablar de una similitud entre la isla de Tenerife y la capital romana: “Ambos tenemos dos aeropuertos; mucho patrimonio; casi los mismos kilómetros lineales de autopistas principales; índice de turistas al año y la superficie de 50×50 kilómetros cuadrados es aproximadamente la misma que el territorio de la Isla”. Además, subraya el arquitecto tinerfeño, Roma también tiene un origen volcánico.

¿Pueden surgir soluciones extrapolables? “No lo sé, ni lo prendemos”, afirma Juan Manuel Palerm. “Lo importante es que tenemos algo que decir, puesto que si las ideas hoy en día están más vinculadas a la sostenibilidad, el medio ambiente o los modelos de hábitat, la condición insular de un territorio como Tenerife es un referente ejemplar”.

Otro aspecto interesante de este proyecto, añade, es que las conclusiones que se obtengan también podrían tener un aprovechamiento en las islas: “Estaremos en disposición de ofrecer a la sociedad canaria una reflexión, con entusiasmo y neuronas, de indudable interés para las instituciones públicas insulares”. El catedrático tinerfeño quiso dejar claro que la arquitectura es “mucho más” que poner bloques y cemento. Es decir: “Se trata de poner las condiciones para que el ciudadano viva mejor y con la mayor belleza posible”.

Seminario internacional
En el marco de esta participación canaria en la estrategia de expansión de Roma, la Fundación CajaCanarias celebrará la próxima semana (días 27 y 28) un seminario de carácter internacional (Workshop III. Roma-Tenerife), que incluirá ocho conferencias a cargo de arquitectos canarios. También participará el arquitecto italiano Carlos Magnani, rector de la Universidad de Venecia -la escuela de la especialidad más importante de esta ciudad y una de las principales de Italia-, como protagonista de la intervención de clausura (día 28, 12.30 horas). Además de estas conferencias-ponencias, se conformarán cuatro mesas de debate en torno al caso específico de esta relación Roma-Tenerife, cuyas conclusiones se incorporarán al proyecto.