exposición>

Un planeta con vistas a Canarias

DSC04460-2.jpg
_DSC7116-2-2 copia-2.jpg
_TEO4860.jpg
_TEO1455.JPG
_DSC1200.JPG

Imágenes de 'La Historia de Isora'. | DA

Imágenes de 'La Historia de Isora'. | DA

Imágenes de 'La Historia de Isora'. | DA

Imágenes de 'La Historia de Isora'. | DA

J. F. J. | Santa Cruz de Tenerife

“Ni fotógrafo ni biólogo: soy un cronista del azul”, aclara Teo Lucas, el autor de las imágenes que conforman la exposición La historia de Isora, matriarca de una manada de calderones en el Piélago, seguramente el proyecto divulgativo más completo realizado hasta el momento sobre las especies que habitan en aguas del Archipiélago.

La muestra, que se puede visitar hasta el próximo 29 de mayo en la sede lagunera de la Fundación Mapfre Guanarteme (plaza de San Cristóbal, número 20), lleva también la firma de Rafa Herrero, director de Aquawork Filmaciones Submarinas y responsable del documental que completa esta exposición, la cual ya visitó Gran Canaria, Lanzarote y Fuerteventura y que ahora, algún tiempo después de su realización, llega por fin a Tenerife, su principal plató de rodaje.

Detrás de esta bella colección de imágenes de calderones, tortugas, pardelas y delfines hay nada menos que dos años de intenso trabajo (2011-2012); largas horas de paciente observación sobre una zódiac y un sinfín de inmersiones submarinas, casi siempre en las proximidades del municipio de Guía de Isora, en uno de los hábitats de cetáceos más interesantes del planeta. “De las 87 especies vistas en el mundo, 30 están aquí. Es una zona única”, cuenta Teo Lucas, profesor de Educación Física, que junto a Rafa Herrero forma uno de los equipos de documentación visual marina más relevantes del momento.

Aunque sus trabajos tienen como propósito final la divulgación de conocimiento, no hay duda de que se manejan con brillantez detrás de la cámara, logrando composiciones y planos de verdadera dimensión artística. De ello deja constancia la exposición que protagonizan en La Laguna, cuyas fotos se complementan con paneles informativos. Guionizada a partir del seguimiento a una manada de calderones y su matriarca, Isora, residentes en la zona, también recoge postales de otras especies habituales en esta parte del Atlántico, como la tortuga boba, la pardela cenicienta y una variedad única de cetáceos, desde el calderón tropical al delfín común. Teo Lucas, que ha hecho kilómetros en busca de este tipo de colonias, no tiene dudas: “En ninguna parte del mundo puedes asegurar que vas a ver un cetáceo como en esta parte de la Isla. Y sin perder tierra de vista. Están casi pegados a la orilla”. Su debilidad son los calderones: “Es una especie residente y hemos aprendido muchísimo de ellos. Son mamíferos muy inteligentes, adaptados a un mundo muy complejo. Las abuelas pierden la capacidad de ovular pero no de amamantar a sus nietos. Ningún ser de la manada es abandonado. Hemos visto escenas que te ponen los pelos de punta”, cuenta.

“Los políticos no saben el tesoro que tienen aquí”
Docente y apasionado de la naturaleza, Teo Lucas no da crédito al poco interés que en su opinión muestran las autoridades de las Islas por divulgar y defender el patrimonio marino del que dispone el Archipiélago. “Por no haber no hay ni un centro de interpretación, algo que me parece penoso”, lamenta. Solo en el área de Santiago del Teide-Guía de Isora la riqueza de especies es inmensa. Sin embargo, afirma, los políticos de estos municipios “no saben el tesoro que tienen aquí. Es increíble que aún no hayan tomado conciencia de ello”. Un ejemplo: “Solo en lo que va de año, a pocas millas de la costa, se han visto ¡miles de delfines!”, exclama.