MÚSICA >

“En ‘Mujeres con Cajones’ cantamos desde muy adentro”

Albita Rodríguez, miembro de la producción de ‘Mujeres con Cajones’. / DA

Albita Rodríguez, miembro de la producción de ‘Mujeres con Cajones’. / DA

MARÍA AMENEIROS | Santa Cruz de Tenerife

Albita Rodríguez posee 12 discos a sus espaldas, el primero publicado en 1988, y afronta su última producción Mujeres con Cajones junto a Eva Ayllón, adalid de la música criolla peruana, y Olga Cerpa, la voz canaria más internacional. Este periódico ha charlado con la cubana autora del Qué manera de quererte. Comenta que tiene toda su ilusión y su fuerza para cantar en Canarias, donde estuvo hace 12 años invitada para tocar en los Carnavales de Las Palmas de Gran Canaria. Esta misma semana ofrece dos actuaciones. La primera en Gran Canaria, el sábado día 13, mientras que la cita en Tenerife será en el Auditorio Adán Martín, al día siguiente, el domingo 14.

-¿Cómo nace el proyecto Mujeres con Cajones?
Mujeres con Cajones nace del mismo título, de tres mujeres que con toda su fuerza y cada una dentro de su estilo se fusionan en un espectáculo donde el sonido latino, el cajón y todos esos instrumentos que suenan a la música que llevamos dentro cada una, para hacer latir desde el escenario. El cajón, inspiración fundamental para este espectáculo, es un instrumento que me enamoró desde muy jovencita”.

-¿Cómo han sido las actuaciones en Miami y en Perú, la tierra de Eva Ayllón?
“Pura alegría y derroche. Las tres somos amigas y, claro, imagínate esa conexión y empatía en el escenario, el respeto que nos tenemos profesionalmente, porque las tres acumulamos muchos años sobre los escenarios, y sobre todo una alegría inmensa de compartir la responsabilidad de este espectáculo”.

-Ahora le toca el turno a Olga Cerpa de hacerlo en su Canarias natal.
“Cierto. Y feliz por ello. Cuando oigo a Olga y la madurez que ha alcanzado en su voz, sinceramente oigo ese sonido tan isleño, de gente que canta desde tan adentro y tan sentido. Además, Olga lo dice siempre en sus entrevistas, que ella canta así porque es canaria y eso se lleva con mucho orgullo. Conocí a Olga en 1983 en Canarias, uno de los primeros lugares en los que canté cuando aún vivía en Cuba. Yo creo que las tres tenemos un poquito de tierra adentro, por eso el show es tan redondo, porque cada una aporta lo suyo, y en este caso la vinculación de este Archipiélago con nuestra tierra allá siempre ha sido muy fuerte. Las tres estamos muy contentas de hacer Mujeres con Cajones en Tenerife y en Gran Canaria. Cada una va a hacer su pedacito sola, pero esta reunión artística ha sido y es para que nos vean juntas”.

-¿Cuánto hace que usted no visita las Islas?
“Vine en 2008 invitada por el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria para cantar en los Carnavales junto con Lucrecia, otra gran amiga y heredera también de los sonidos cubanos”.

-Usted no solo canta, tiene su propio estudio y su propio sello discográfico. En la música, ¿casi que es necesario abrir esos caminos, verdad?
“Bueno, yo lo necesitaba porque la logística y la coordinación de los conciertos prefiero hacerlo yo propiamente y la gente que siempre ha trabajado conmigo. Antes necesitaba que toda esa operación la llevaran otras personas, otras empresas, pero a mí me resulta más cómoda la producción de mis conciertos, pero con mi gente de siempre. También es más trabajo, pero lo hago más a mi manera, y por supuesto, me encanta componer y producir para otros músicos. Hay tanto talento por ahí suelto…”.

-¿Qué le promete al público canario con este show?
“¡Que se van a mover sus pies lo quieran o no! El ritmo es explosivo y no habrá cuerpo que no se levante a bailar. Yo solo puedo garantizar que Mujeres con Cajones es muy rítmico. Sé que a la gente le va a encantar”.